ATENTO A LO QUE DICES: LA INFLUENCIA DEL LENGUAJE EN NUESTRAS VIDAS (y II)

Maribel Gámez, 4-5-2022
A petición de nuestra amiga Eva

En el artículo anterior veíamos la importancia del lenguaje, del peso que poseen las palabras que elegimos en todo lo que nos ocurre. Concluimos que es un arma poderosa que, dependiendo de cómo la usemos nos puede ayudar o perjudicar a la hora de conseguir lo que queremos. La pregunta entonces es obligada: ¿de qué manera hay que usarla para que redunde en nuestro propio beneficio?

Aprender otro idioma

Adquirir una segunda lengua tiene muchas ventajas relacionadas con el dominio del lenguaje. Está demostrado que dominar un segundo idioma enriquece a aquel que lo habla. Por ejemplo, en la forma de ver el mundo. Hay que entender que la gramática de una lengua está estructurada  de una forma lógica cuyo objetivo es la  expresión de ideas propias del idioma.

Quien sea capaz de hablar y /o pensar en dos o más idiomas podrá utilizar varios sistemas de razonamiento lógico diferentes. Esto redunda positivamente a la hora de ser capaz de entender el mundo desde otras perspectivas ya que se generan representaciones conceptuales distintas. Las palabras hacen de filtro para construir nuestra realidad y cada idioma lo hace a su forma.

De esta manera, si se dominan varios idiomas se es más competente a la hora de distinguir con facilidad la relación entre pensamiento y lenguaje ya que pueden analizarse tomando distancia entre ambos. Si nos fijamos en estos dos fenómenos nos daremos cuenta que hablar y pensar en diferentes idiomas puede hacer que tengamos emociones diferentes y procesos de pensamientos distintos aunque el tema del que hablemos sea el mismo. Y es que al final un idioma es una manera específica de ordenar y entender lo que nos rodea y al conocer varios experimentamos que puede haber otras maneras de entender el mundo.

En algunos idiomas existen palabras exclusivas de esa lengua, intraducibles a otras; como "Torchlusspanik", que en alemán significa "miedo a no alcanzar las expectativas debido a que las oportunidades van disminuyendo a causa de la edad".

Atento a lo que dices: cómo usar el lenguaje en nuestro beneficio. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez
Atento a lo que dices: cómo usar el lenguaje en nuestro beneficio. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

O en español el término "Guerrilla", que se acuño en la época de la invasión napoleónica. Obviamente los que disfrutan de poder elegir estos términos para comunicarse tienen una relación con la realidad muy diferente, cuando lo hacen, a los hablantes de otras lenguas. En conclusión, la flexibilidad cognitiva de las personas que hablan varios idiomas aumenta, es decir, su capacidad para cuestionarse ideas y formas de actuar.

Es importante advertir aquí sobre el período silencioso que se produce en el aprendizaje del bilingüismo. Algunos padres dudan sobre si algo malo ocurre cuando enseñan a sus hijos un segundo idioma y el pequeño no es capaz de usarlo. Hay que tener en cuenta que el cerebro tiene como misión, cuando se educa en bilingüismo, que ambos idiomas no se interfieran entre sí, algo que depende de la región prefrontal dorso-lateral del cerebro.

Atento a lo que dices: cómo usar el lenguaje en nuestro beneficio. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez
Atento a lo que dices: cómo usar el lenguaje en nuestro beneficio. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

En esa misión de no interferencia ocurre un período de aprendizaje llamado período silencioso que puede durar de 2 a 6 meses donde no se emiten mensajes en el segundo idioma. Pasado ese tiempo el niño comienza a utilizarlo, así que no hay motivo por el que preocuparse.

Conocer la importancia de la comunicación

En el idioma que sea está claro que somos seres que necesitamos comunicarnos con los demás, somos seres sociales, dotados de la palabra. La cuestión es si lo hacemos cuando lo necesitamos. Está demostrado que rodearse de personas con las que uno pueda compartir aquello que le preocupa es un factor de protección frente a la ansiedad y el estrés.

De hecho, uno de los factores más importantes que logra evitar el desarrollo de una enfermedad mental grave es el círculo de soporte, formado por amigos y familiares, que escuchan y aconsejan a la persona que está sufriendo.

El hecho de poder contar aquello que preocupa crea un efecto beneficioso en quien lo cuenta, disminuyendo la presión que esa persona siente. Y, si la presión disminuye, más protegido se estará frente a cualquier problema psicológico que se pueda desarrollar. La comunicación efectiva, donde uno es escuchado y entendido, no solo sirve para protegerse de la enfermedad mental sino de la ansiedad, el miedo, la soledad y de la intensidad de cualquier emoción negativa. La comunicación marca la diferencia.

Aunque a veces no solo necesitamos compartir con los demás lo que nos ocurre, sino también trasmitir que algo no nos gusta o nos hiere.

Atento a lo que dices: cómo usar el lenguaje en nuestro beneficio. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez
Atento a lo que dices: cómo usar el lenguaje en nuestro beneficio. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

Es un reto para muchas personas elegir las palabras adecuadas con las que transmitir malestar dentro de las relaciones, muchas veces por miedo a que el otro se moleste y eso provoque un deterioro de las relaciones. Sin embargo, la capacidad de expresar malestar dentro de las relaciones personales es un arte que hay que cultivar si se desea vivir en armonía con el otro. Utilizar frases que indiquen cómo uno se siente ante una aptitud determinada del otro, sin dañarle, sería la clave.

Y es que las palabras, como decíamos en la anterior entrega, tienen un peso y conllevan una carga emocional. No es lo mismo decir  a un amigo que nos pide el coche: “Prefiero no dejarte el coche porque es algo valioso e íntimo para mí que prefiero tener siempre a mi cuidado”, que decirle “Jamás te dejaría el coche porque eres un auténtico desastre, no cuidas nada y seguro que me lo devuelves hecho polvo”.

Ser asertivo, la capacidad para regular el discurso y conseguir el objetivo que uno persigue no es fácil y depende de las palabras que usemos. Normalmente se relaciona ser asertivo con la capacidad de decir que "no" en situaciones difíciles, pero es mucho más que eso. Es dominar todo el espectro. Desde las situaciones donde hay que mostrase sumiso a las que hay que ser agresivo.

Ampliar y fortalecer el lenguaje

¿Cómo podemos aumentar nuestra capacidad para comunicarnos? Tenemos que tener en cuenta que sin un vocabulario y una sintaxis adecuada, sin una riqueza y comprensión suficiente del lenguaje, no se es capaz de expresar adecuadamente ideas, sentimientos o hechos; en general, lo que queramos trasmitir. No tenemos, en ese caso, el instrumento que nos permite reflexionar, pensar y trasladar sobre lo que consideramos importante.

Atento a lo que dices: cómo usar el lenguaje en nuestro beneficio. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

Por mi experiencia profesional sé que es especialmente difícil describir y descubrir el origen de las sensaciones físicas que conforman las emociones. ¿Sientes dolor de estómago u hormigueo? ¿Qué es lo que ha podido ocasionarlo? La inminencia de un examen, una conversación pasada con tu pareja, y otras situaciones, muchas, pueden provocarla. Lo que sí está claro que si no somos capaces de identificar y adjetivar esas sensaciones con palabras, nuestra investigación durará poco. Y perderemos una información esencial para conocernos a nosotros mismos y la relación que tenemos con el mundo.

Para mejorar el lenguaje y que nos sea útil, hay que fortalecerlo como si de un músculo se tratase. Incorporar a la rutina diaria lecturas de diferente tipo que enriquezcan el vocabulario y las expresiones que utilizamos para pensar y hacernos entender ante los demás es una buena idea. No limitarnos solo a leer novela fácil.

Atento a lo que dices: cómo usar el lenguaje en nuestro beneficio. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

Artículos periodísticos, poesía o ensayo hacen que salgamos de nuestra zona de confort. Así  los circuitos nerviosos relacionados con el lenguaje, en el área de Broca, situada en la corteza pre-frontal se multiplican, enriqueciéndonos. Ver como otros escriben sobre lo que piensan o sienten nos ayuda entender y poner en palabras nuestro propio mundo.

No es la única manera, por supuesto. La palabra exige práctica. Hablar en público, algo que provoca muchos miedos e inseguridades, es una manera fantástica de entrenar la exposición de ideas y la elección de vocabulario preciso para hacerse entender. Ni qué decir tiene si también debatimos con los demás.

 

Utilizar la retórica, según los griegos te hace más sabio. Y ellos siempre tenían razón.

Si quieres saber más...

Atento a lo que dices: cómo usar el lenguaje en nuestro beneficio. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

En la etapa infantil es especialmente importante inculcar el amor por la lectura en los niños. Que perciban que gracias a ella puede crear mundos imaginarios excitantes, aprender y controlar aspectos del mundo exterior.

Ayudar a adquirir todos estos hábitos y habilidades es trabajo del psicólogo al que hay que acudir si detectamos dificultades relacionadas con el lenguaje.

Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez
Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez