• Maribel Gámez

HITOS EVOLUTIVOS III: ¿QUÉ ES ESPERABLE EN UN NIÑO DE 6 A 9 AÑOS?


El gran hito de esta etapa para un niño se sitúa en su incorporación, a los 6 años, a la escuela obligatoria. La mayoría ya habrá tenido experiencias de todo tipo con sus iguales en la escuela infantil pero la educación primaria les exigirá más de ellos mismos a nivel académico y social, en comparación con las etapas anteriores. La escuela se convierte en otro pilar para el niño junto a la familia, como primera influencia, y los amigos, la última en importancia de las tres. Todo lo que han ido aprendiendo en los años previos, en cuanto a pre-habilidades lingüísticas, matemáticas y sociales, entre otras, se pondrán a prueba y marcarán las diferencias de nivel entre unos y otros.


A esta edad ya deben haber aprendido a relacionarse con otros niños, a tener unos hábitos de higiene y autonomía adecuados. Aunque los “escapes” a esta edad no son raros, hay que vigilarlos de cerca, ya que pueden provocar al niño problemas sociales. Las burlas y la pérdida de oportunidades de estar con otros compañeros en contextos diferentes del escolar, como los campamentos o las noches en casa de un amigo, están relacionadas con un mal control de los esfínteres.


Los años de la rebeldía y el “no” quedan atrás, abriendo paso a un comportamiento infantil que se suele caracterizar por querer agradar al adulto y compartir momentos buenos en familia, sin la presión que vendrá más tarde, en la adolescencia, del deseo de pertenencia a un grupo, que le influya sobremanera.


Mientras, su cerebro sigue evolucionando, mejorando sus capacidades intelectuales y adquiriendo cierto razonamiento lógico. En cuanto al desarrollo físico no hay grandes cambios, se ha desarrollado lo suficiente a nivel óseo y muscular para mostrarse en los juegos de manera ágil y coordinada. El lenguaje culmina su desarrollo y es prácticamente como el del adulto.

  1. De 6 a 7 años

Área física

El desarrollo de su cuerpo, en cuanto a la talla y el peso, es constante, no experimentan cambios llamativos en esta área. Se caen los primeros dientes de leche, siendo obligada la visita al dentista para poder ir corrigiendo los posibles problemas odontológicos que vayan surgiendo. También es muy importante asegurarse de que su visión es buena, ya que, si no es así, le afectará directamente a su capacidad lecto-escritora que en la escuela intentaran afianzar y perfeccionar, sobre todo, los dos primeros años de educación primaria. Tampoco está de más acudir al otorrino para asegurarse de que no existen problemas de audición que le dificulten el aprendizaje.


Área del lenguaje

A los 6 años debería ser capaz de emitir correctamente todos los fonemas del idioma. El fonema “R fuerte” puede resistírsele un poco. Si persiste esta dificultad, lo mejor es consultar con un especialista en lenguaje infantil. A esta edad se expresan con fluidez utilizando sinónimos y son capaces de contar e inventar historias a los demás, estructurando su narración.

Área cognitiva o de procesamiento de la información

El pensamiento mágico de la etapa anterior va desapareciendo dando paso a un mayor discernimiento sobre lo que es real y lo que es imaginario. Sin embargo, su pensamiento sigue siendo bastante egocéntrico lo que provoca que crean que cualquier problema es causa suya como, por ejemplo, que sus padres decidan separarse. Aún permanecen en la etapa pre-operacional en la que no pueden aún aplicar una lógica concreta a sus acciones.


Área de la autonomía

Tiene un buen uso de los cubiertos, aunque algún accidente que otro ocurre. Sabe cortar pan y servirse de jarras y botellas sin problemas. En cuanto al vestido, sabe diferenciar que tipo de ropa es adecuada para una actividad u otra y se cambia si se mancha, varias veces al día, si es necesario. Sabe lavarse bastante bien los dientes y se baña solo aunque hay que supervisarle por si se le olvida limpiar alguna zona. Los juegos con sus iguales suelen ser competitivos y aparecen los primeros líderes del grupo.


2. De 7 a 8 años


Área física

El desarrollo físico sigue estable. Aún necesitan el juego como forma de aprender y manejar su entorno. Necesidad que choca muchas veces con las exigencias sedentarias del colegio.


Área del lenguaje

A los 7 años tienen un habla gramaticalmente correcta. A la par que se desarrolla el lenguaje también lo hacen sus capacidades de lectoescritura y su afición a los libros puede ser muy fuerte si se estimula adecuadamente.

Área cognitiva o de procesamiento de la información

Es el comienzo de la utilización del pensamiento lógico, eso sí en situaciones que estén ocurriendo en ese momento. Aún no son capaces de transferir lo que saben a situaciones abstractas.


Área de la autonomía

Es más consciente de los demás y por lo tanto, comienza a mostrar unos criterios de comportamiento en la mesa, como comer con la boca cerrada y evitar ensuciarse la cara y las manos. Es capaz de prepararse para comer platos sencillos. Comienza a elegir la ropa por preferencias personales y ordena la ropa sin tener que recordárselo. Sabe que después de algunas actividades concretas debe ducharte, sobre todo las que implican un esfuerzo físico fuerte.


1. De 8 a 9 años


Área física

La pubertad puede hacer acto de aparición, ya que cada vez se da la transición de la etapa infantil a la adulta antes. El acné, la grasa o el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, como los pechos en las chicas o el pelo en los chicos, pueden centrar la atención del niño.

Área del lenguaje

Es prácticamente como el del adulto, excepto en la riqueza de vocabulario.

Área cognitiva o de procesamiento de la información

Al final de esta etapa consigue logros cognitivos importantes: es capaz de saber cuándo una sustancia permanece aunque se disuelva en otra y que el peso de un objeto se conserva aunque se le someta a fraccionamientos.


Área de la autonomía

Consciente de que debe moderarse con la comida y comprende las dinámicas nutricionales de primer, segundo y postre. Se levanta solo los fines de semana y entre diario con ayuda o no de un despertador que también sabe utilizar. Toma iniciativas sobre la organización del baño como la temperatura o muestra preferencias claras en el tipo de ropa que quiere ponerse.



53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez
Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez