• Centro de Psicología Maribel Gámez

VUELTA AL COLE Y ESTRÉS INFANTIL

COLABORACIONES DE MARIBEL GÁMEZ EN YO DONA, FAMILIA & CO Y MALASMADRES

Vuelta al cole y estrés infantil. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

El pasado 28 de septiembre, el suplemento Yo Dona de El Mundo ha publicado el artículo “Vuelta al cole y al 'infierno' de las extraescolares: niños ocupados de sol a sol y padres taxistas'’, de Mar Muñiz, en el que se recaba la colaboración de Maribel Gámez como experta en psicología infanto-juvenil.


Todo este trajín de las extraescolares tiene su punto cómico, pero también genera estrés en adultos y en niños. No hay que olvidar que a esas actividades, muchas veces lúdicas, hay que añadir los deberes: "Hay muchos niños, incluso de corta edad, que invierten prácticamente toda su tarde en realizar tareas", dice Maribel Gámez, de Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez. "Es tremendo ver a niños de siete u ocho años desbordados porque su día a día está lleno de obligaciones", añade.


Para leer el artículo completo:

https://www.elmundo.es/yodona/actualidad/2022/09/26/63298a96fc6c83e7308b4594.html


Vuelta al cole y estrés infantil. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

Estos planteamientos de Maribel Gámez se recogían ya en otro artículo de Mar Muniz, “Menos prisas, que los niños se estresan” publicado en el suplemento Familia & co de El Mundo del 5 de abril de 2017:


"Los adultos vivimos en el mundo de las obligaciones, de lo que tenemos que hacer luego o de lo que acabamos de hacer, pero rara vez nos situamos en el ahora. Los niños pequeños viven intensamente el presente y por eso su ritmo es más lento. Se entretienen, juegan con cualquier cosa e inventan historias como si el tiempo fuese infinito". Según explica, "a partir de los cinco años empiezan a aceptar la espera y según asumen obligaciones son capaces de entender el tiempo como un adulto". Estas divagaciones infantiles suelen crispar a los padres, que acaban profiriendo reproches a diestro y siniestro. "A veces dejamos a los niños tristes en el cole, sintiendo que han hecho todo mal desde que se levantaron", dice. Después, llega el sentimiento de culpa para el adulto.


Vuelta al cole y estrés infantil. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

Para evitar estas situaciones, Gámez recomienda dejar tiempo suficiente para las rutinas de día y las de noche, y levantarse antes si es necesario. "También se pueden dejar para luego tareas que no son imprescindibles, como recoger la casa. Es mejor sentarnos y disfrutar en el desayuno con ellos. Es esencial respetar el tiempo de sus rutinas y las nuestras. ¿Acaso queremos que vivan ya como nosotros, estresados todo el día?", se pregunta. No obstante, es aconsejable "pautar tiempos razonables para las actividades diarias". "Deben aprender que el tiempo no es infinito, lo que les ayudará en su autonomía", concluye.


Para leer el artículo completo:

https://www.elmundo.es/vida-sana/familia-y-co/2017/04/05/58ca77ece2704e59188b45b1.html#:~:text=%22Hay%20muchos%20ni%C3%B1os%2C%20incluso%20de,siente%20sobrepasada%20por%20una%20situaci%C3%B3n.


Finalmente, se puede recordar sobre este tema el artículo que publicó la Directora del Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez en el Blog de malasmadres el día 23 de septiembre de 2016, “El estrés infantil: solo los niños miran al cielo”, del que destacamos el comentario siguiete:


Vuelta al cole y estrés infantil. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

“…un niño estresado, y atentos a esto porque es grave, “sufre un estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal, que suele provocar diversos trastornos físicos y mentales”. Este estado de cansancio mental no ocurre en un día, porque entonces sería ansiedad puntual, sino que ocurre cuando las obligaciones diarias nos superan. Es una alarma interna que nos quiere decir que probablemente nuestros recursos no son suficientes para afrontar el día a día (no tenemos tiempo o habilidades para ello) lo que hace que nos pongamos más nerviosos o estresados en un intento de poder cumplir con las tareas diarias.


Y eso un día tras otro hasta que se convierte en un estado normal. Eso sí que debería llamar nuestra atención. Un niño estresado está funcionado por encima de sus posibilidades y eso le hace mella. No juega lo suficiente, no descansa lo suficiente, no se aburre lo suficiente (aburrirse de vez en cuando es esencial en la vida, suelen salir de ese estado increíbles cosas creativas producto de la imaginación del niño y del adulto, cosas que se rompen los estrechos márgenes de nuestra rutina y el mecánico día a día).”


Para leer el artículo completo:

https://clubdemalasmadres.com/el-estres-infantil-solo-los-ninos-miran-al-cielo/


Vuelta al cole y estrés infantil. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

125 visualizaciones16 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo