DEPENDENCIA EMOCIONAL ¿QUÉ ES EN REALIDAD?

Blanca de la Torre, 6-4-2022

Habiendo revisado una extensa bibliografía en busca de una buena definición de este concepto que a menudo se escucha y se usa, tanto en el ámbito cotidiano como en el terapéutico, he escogido la obra de Jorge Castelló Blasco Dependencia emocional: Características y tratamiento para realizar una síntesis que nos permita acercarnos a este concepto e identificar los principales rasgos que tienen las personas que padecen esta problemática.

La dependencia emocional se define como la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia su pareja a lo largo de sus diferentes relaciones. Las personas que la padecen tienen una serie de rasgos desadaptativos de la personalidad que son consistentes y se mantienen en el tiempo, por lo que tienden a repetir patrones disfuncionales a lo largo de su vida, dando lugar a un historial de relaciones de pareja desequilibradas.

Dependencia emocional. ¿Qué es en realidad? La dependencia emocional se define como la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia su pareja a lo largo de sus diferentes relaciones.
Dependencia emocional. ¿Qué es en realidad? La dependencia emocional se define como la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia su pareja a lo largo de sus diferentes relaciones.

Una de las características de los dependientes emocionales que nos puede llamar la atención, es que no buscan protección o refugio en sus parejas tal como sucede en otro tipo de trastornos cuya dependencia es de tipo más instrumental, como en el caso del trastorno de la personalidad dependiente. Sucede que ellos mismos tienen una gran capacidad de autonomía, ya que suelen ser personas acostumbradas a valerse por sí mismas desde la infancia, lo que buscan de forma desesperada es el afecto.

En sus relaciones de pareja muestran una necesidad excesiva del otro y un deseo de acceso constante hacia él, desean la exclusividad en la relación y priorizan la pareja sobre cualquier otra cosa.

Tienden a idealizar al otro y además suelen fijarse en personas con un marcado ego, por lo que se establecen dinámicas en sus relaciones basadas en la sumisión y subordinación, produciéndose un círculo vicioso en el que la posición dominante y ególatra del compañero se incrementa, mientras que la autoestima del dependiente disminuye.

Tienen un gran temor a la ruptura, son capaces de darse cuenta que sus derechos están siendo vulnerados y soportarlo, con tal de que la relación no se termine. Necesitan agradar debido a su intenso miedo al rechazo y esto conduce inevitablemente a no expresar con libertad los intereses y necesidades, permitiendo que otras personas se aprovechen de ellos. 

Dependencia emocional. ¿Qué es en realidad? La dependencia emocional se define como la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia su pareja a lo largo de sus diferentes relaciones.
Dependencia emocional. ¿Qué es en realidad? La dependencia emocional se define como la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia su pareja a lo largo de sus diferentes relaciones.

A todo lo anterior, se añade una gran intolerancia a la soledad. Son personas a las que no les gusta estar solas porque sienten una profunda aversión hacia sí mismas, así que encuentran su refugio en la compañía de otros.

El rasgo más característico de las personas con dependencia emocional es la baja autoestima, lo cual, es en gran medida, la responsable de toda la problemática mencionada. Son personas que no sólo no se quieren, sino que además se desprecian a sí mismas y esto los lleva a sentirse tristes y preocupados la mayor parte del tiempo.

Tal como podemos intuir, este trastorno se relaciona con carencias afectivas y relaciones insatisfactorias en fases tempranas de la vida.

Son personas que se han criado sin el afecto y sin el reconocimiento de sus padres o personas sustitutivas (tíos, abuelos, etc.) los cuales, les han otorgado autonomía desde muy pequeños simplemente por desprenderse de ellos.  

 

Se trata de niños que no saben que son valiosos por su mera existencia porque nadie se lo ha dicho, ni tampoco se lo han demostrado con hechos.

Estos niños van construyendo la idea de sí mismos como personas que no merecen la pena. Poco a poco van asumiendo que no son dignos de ser queridos y a la vez van creando un concepto de sus figuras significativas como inalcanzables, frías, hostiles y rechazantes.

Dependencia emocional. ¿Qué es en realidad? La dependencia emocional se define como la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia su pareja a lo largo de sus diferentes relaciones.
Dependencia emocional. ¿Qué es en realidad? La dependencia emocional se define como la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia su pareja a lo largo de sus diferentes relaciones.

A partir de esos esquemas establecen unas pautas de interacción disfuncionales que consisten en la permanente búsqueda de atención y afecto mediante la sumisión y la continua necesidad de agradar. Estos esquemas se van configurando desde la infancia y son los que los dependientes emocionales llevarán a la práctica en su vida adulta.  

La gravedad de la dependencia emocional guarda relación con la magnitud de dichas carencias, por lo que encontraremos diferentes grados de severidad en este sentido. Hay casos leves, intermedios y graves. En un extremo podremos encontrar casos en los que la persona tolere maltrato físico con tal de evitar una ruptura. En otro, personas que no estén dispuestas a soportar tales abusos, no idealicen de forma tan incondicional a su pareja, no se aíslen en exceso de su entorno o no se autoanulen de manera tan drástica.

Las personas que padecen este trastorno pueden llevar a cabo un tratamiento psicológico que les ayude a mejorar, ya que los esquemas mentales no son inamovibles y una terapia especializada puede ayudar a estos pacientes a funcionar de una manera más adaptativa. Aprender a ser más felices y relacionarse de manera más sana.

 

La propia motivación de la persona será un factor fundamental que determinará el éxito del tratamiento y uno de los principales objetivos terapéuticos se dirigirá a mejorar la relación del dependiente emocional consigo mismo, dado que, cambiando esa relación, podrá ser feliz y modificar sustancialmente su vida para bien

Dependencia emocional. ¿Qué es en realidad? La dependencia emocional se define como la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia su pareja a lo largo de sus diferentes relaciones.

¿Sabías que...

... basta con que haya una figura significativa cerca de un niño que pueda darle cariño y enseñarle que es sentirse atendido, amado, respetado para que aprenda a valorarse y quererse a sí mismo y a los demás?

Más que por defectos propios, el dependiente tiene baja autoestima por continuar estando vinculado a personas que han sido muy insatisfactorias en el terreno emocional, de las que se ha interiorizado únicamente desprecio y desinterés.

Si quieres saber más...

  • Jorge Castelló Blasco. La superación de la dependencia emocional. Corona Borealis, 2019

  • Alejandro Vera. Dependencia emocional. Una guía para reconocerla. 7 señales más habituales. Grullapsicologiaynutricion

  • Walter Riso. ¿Amar o depender? Cómo superar el apego afectivo y hacer del amor una experiencia plena y saludable. Zenith, 2014

  • Robin Norwood. Las mujeres que aman demasiado. Zeta Bolsillo, 2007

  • Amir Levine y Tachel Heller. Maneras de amar. Books4pocket, 2016