trabajamos2.jpg

Las sesiones suelen tener una frecuencia semanal al principio

¿En qué consiste la primera sesión gratuita?

La primera sesión está dedicada a crear un espacio en el que la persona que pide ayuda pueda explicar qué es lo que le ocurre. En ella se realizan preguntas con la finalidad de que el psicólogo pueda comprender de manera clara qué es lo que la persona quiere conseguir, centrándose en su demanda y en investigar acerca de las áreas de la vida de la persona que puedan estar influyendo en el problema.

 

Ese diálogo entre los dos ayuda al psicólogo a tener la información necesaria para poder dar una primera impresión, en esa misma sesión, basada en su opinión profesional y en la forma en que enfocaría el problema para resolverlo, según su orientación.

En la sesión se habla de las condiciones de la terapia, tales como la frecuencia y el formato deseado de las sesiones, que podrán ser presenciales, on-line o una mezcla de ambas, dependiendo del caso. También se proporcionan en esta primera sesión documentos esenciales para que el paciente tenga toda la información relativa a la terapia, como “el consentimiento informado para el proceso terapéutico”, en el que se explican en qué condiciones transcurrirá, así como información sobre protección de datos donde se asegura la correcta gestión de la información recibida, información que, por su naturaleza íntima, es totalmente confidencial.

Dentro del proceso terapéutico.

 

La terapia psicológica pasa por cuatro fases: evaluación, devolución, tratamiento y desvanecimiento. La primera de ellas consiste en investigar sobre el problema, haciendo las preguntas pertinentes para que el psicólogo pueda entenderlo en profundidad y saber cómo abordarlo de cara a la puesta en marcha del tratamiento. Esta fase de evaluación puede durar entre 3 y 5 sesiones, dependiendo el caso. La segunda fase se centra, la de devolución, una vez recogida y analizada toda la información necesaria, en que el psicólogo haga una explicación del problema, es decir, de su origen y mantenimiento para que el paciente entienda qué mecanismos subyacen a aquello que le ocurre. También se esbozan cuáles serían las líneas generales del tratamiento. Esta fase puede durar 1 o 2 sesiones aproximadamente. Pasados estos dos momentos comienza el tratamiento. En él se dan pautas concretas de cambio para la consecución de los objetivos.

trabajamos.jpg

La autoobservación es esencial en terapia

Cuando hay datos claros de que se va consiguiendo lo que el paciente demandaba en la primera sesión se llega a la última fase, la fase de desvanecimiento, en la que se espacian las sesiones. La idea de estas sesiones espaciadas en el tiempo es realizar un seguimiento de que, efectivamente, las mejoras conseguidas se mantienen. Nuestra forma de trabajar se basa en centrarnos en solucionar los problemas del presente y, por lo tanto, las preguntas van encaminadas a entender el problema en ese momento aunque también se puedan hacer preguntas sobre el pasado para conocer cómo han influido en el presente aprendizajes anteriores.

Para que la terapia marche bien, es decir, que se vaya en la dirección de conseguir los objetivos iniciales, es esencial que se trabaje mano a mano. La terapia es efectiva cuando se concibe como una colaboración entre paciente y terapeuta. La capacidad de autoobservación del paciente en su día a día es esencial para recabar la información que se necesita para conseguir los objetivos. Para aumentarla, en muchas ocasiones, se mandan pequeñas tareas entre sesiones.

 

Principios del Centro

En esta delicada tarea es necesario seguir unos principios que guíen la práctica profesional del psicólogo. El Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez se compromete con sus pacientes a cumplir con los siguientes:

  • Profesionalidad. La terapia psicológica es mucho más que escucharte. A través de un diálogo contigo evaluamos tu problema para diseñar un tratamiento personalizado para ti.

  • Base científica. Solo nos guiamos por metodologías con esa base. Te ayudamos a cambiar hábitos y a superar problemas con técnicas cuya eficacia ya ha sido probada.

  • Aquí y ahora. Nos centramos en solucionar tus problemas en el presente. Por eso, nos detenemos sólo lo imprescindible en tu pasado. Y sólo para poder entender cómo eres ahora, cómo se han ido formando tus hábitos y maneras de enfrentarte a la realidad.

  • Brevedad. Nuestra terapia no se alarga innecesariamente en el tiempo. En pocos meses verás que damos pasos hacia los objetivos que quieres conseguir. Un tratamiento típico no debe durar más de seis meses, aunque, obviamente, haya excepciones.

  • Planteamientos por objetivos. Tus metas son las nuestras. En las primeras sesiones tendrás la oportunidad de decirnos hacía donde quieres dirigir tus pasos. E iremos juntos a conseguirlos, aportando nosotros las herramientas.

trabajamos3.jpg
trabajamos4.jpg

  • Practicidad. Para ello te proporcionaremos pautas muy concretas para que sepas cómo cambiar aquello que te preocupa.

  • Acompañamiento. No te dejamos sin apoyo. Si necesitas un seguimiento más cercano, entre sesiones, puedes comunicarte con nosotros.

  • Confianza. Queremos que tengas razones para confiar en nosotros. Tras recoger la información que nos proporcionas acerca de ti, te explicamos el origen y el motivo por el que se mantiene el problema por el que acudes a vernos. Nuestra formación y experiencia hará que esa confianza se cimente.

  • Empatía. Sabemos lo que significa sufrir y sentir dolor. Somos empáticos, generando un espacio cálido para que te sea cómodo hablar de lo que necesites.

La psicología es una ciencia de la salud que ayuda a las personas que sufren mentalmente a entender los motivos de su sufrimiento y a solucionar su malestar, dotándoles de herramientas que les permitan gestionar de manera autónoma esos aspectos perjudiciales de su vida.

La relación terapeuta-paciente se rige por rigurosos principios éticos profesionales

  • Sinceridad. Si no podemos solucionar tu problema, te ayudaremos a encontrar a un profesional que sí pueda.

  • Respeto.  A tu autonomía como paciente y a tu derecho a la dignidad y a la privacidad.

  • Evitar el daño. Evitamos cuidadosamente cualquier situación que, en la práctica, pueda provocarte algún daño derivado del tratamiento.

firmaa maribel.gif

Fdo.: Maribel Gámez