PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES

II - EL PSICÓLOGO PUEDE AYUDARTE

Maribel Gámez, 12-11-2022

Seguramente todos conocemos a alguien que es altamente sensible. Que, como decíamos en la primera parte de este artículo, ¿Qué se sabe del PAS?, es más perceptivo a aquello que excita los sentidos. Los sonidos, los olores, o sus propias sensaciones y pensamientos, puede vivirlos con gran intensidad en comparación con el resto de personas. Esta diferencia no tiene por qué ser un problema pero, cuando sí lo es la figura a la que hay que acudir es a un profesional de la psicología. Los psicólogos se encargan de ayudar a los demás a generar hábitos que les sean beneficiosos, rutinas que les ayuden a vivir el día a día de la mejor manera posible.

 

Cuando hablamos de hábitos de comportamiento un ejemplo de estos sería poseer rutinas de sueño e higiene adecuados o  también rutinas de pensamiento útiles y no destructivas.

Personas Altamente Sensibles II - El psicólogo puede ayudarte. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez
Personas Altamente Sensibles II - El psicólogo puede ayudarte. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

Esas costumbres que el psicólogo es capaz de enseñar tiene que diseñarlas de manera individualizada para cada persona, siempre. Y en el caso de los que poseen alta sensibilidad, teniendo en cuenta este rasgo y dependiendo de a qué cada persona sea altamente sensible. Quizá solo a estímulos sonoros o auditivos, quizá a sus sensaciones físicas; o a varias cosas a la vez.

Ser más o menos sensible influye en todo lo que se hace. Un aspecto tan importante como la adquisición de aprendizajes se ve directamente condicionado por la forma e intensidad en la que recibimos aquello que nos rodea y las sensaciones y pensamientos que genera en nuestro cuerpo. ¿No atendemos más a aquello que llama nuestra atención? La respuesta es que sí.

Como es de esperar, si una persona es altamente sensible a los sonidos, les prestará más atención, ya que su sistema nervioso se verá excitado con más facilidad por estos que el resto de las personas expuestas a los mismos sonidos de la misma intensidad. Su umbral sensorial es más bajo, lo que significa que es capaz de captar sonidos que a otras personas les pasarían desapercibidos y recibir otros con mayor intensidad. Y eso afectará a la manera en que aprende.

 

Evolutivamente puede resultar ventajoso ser así, ya que esas personas son capaces de captar más información del mundo que le rodea y con esa información actuar en consecuencia.

 

Imaginemos que estamos en una grada metálica levantada para contemplar algún espectáculo llena de gente. 

Personas Altamente Sensibles II - El psicólogo puede ayudarte. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez
Personas Altamente Sensibles II - El psicólogo puede ayudarte. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

La primera persona que perciba que la estructura tiembla o escuche que se resquebraja podrá saltar y poner tierra de por medio más rápido que el resto. Y tendrá más posibilidades de salvarse. Esa es la cara ventajosa. Pero también puede ser un hándicap: como cuando el mínimo ruido que hacen los alumnos en un examen no permite que uno de ellos, el altamente sensible a los sonidos, se concentre, por ejemplo.

 

Cuando se es adulto se tienen más posibilidades de gestionar esta sensibilidad, pero cuando se trata de un niño pequeño ser altamente sensible puede complicarse por carecer del desarrollo suficiente para regular uno solo esta forma aumentada de experimentar la realidad. Ahí entran los adultos que rodean al niño y su destreza en ayudarle a gestionar sus diferencias perceptivas con más o menos éxito.

Un niño altamente sensible a aquello que su imaginación le trae puede no prestar atención a la explicación de un profesor. Quizá esté viviendo aventuras en su cabeza que le producen sensaciones intensas de placer, mucho más placenteras que las que le produce lo que el profesor vaya a decir. Porque las personas con alta sensibilidad lo pueden ser también a lo que imaginan; y lo que imaginamos nos genera sensaciones en el cuerpo. Si encima esas sensaciones son agradables le va a ser más difícil al pequeño prestar atención a otras que no lo son tanto.

 

En la etapa escolar, alrededor de los seis años es cuando estas diferencias en la sensibilidad pueden hacerse muy visibles y generar dificultades de concentración que pueden derivar hacía un rechazo escolar.

Personas Altamente Sensibles II - El psicólogo puede ayudarte. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez
Personas Altamente Sensibles II - El psicólogo puede ayudarte. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

Observar cómo reacciona un niño ante los estímulos externos como los sonidos, olores, texturas o imágenes; y a los internos, como las sensaciones físicas (tanto emociones como sensaciones) es el primer paso para conocer al niño. Y detectar si la forma de acusar lo que ocurre le provoca un problema.

 

Así se pueden modificar rutinas que le sean agradables, teniendo en cuenta su procesamiento de la información. Si hacer ejercicios de matemáticas le resulta especialmente desagradable porque se enfrenta a ellas con ideas de fracaso y eso le hace estar nervioso, causándole mucho malestar, habrá que hacer algo con ello. Quizá convenga “acortar” esos ejercicios y no someterle a períodos largos de resolución de problemas donde se intensifique  esa sensación desagradable hasta resultarle insoportable y abandonar la tarea.

Hay que ayudar al pequeño a conocer sus emociones, a saber el motivo por el que aparecen y a habituarse que estas se van igual que vienen. Que no son eternas y que no se debe huir de ellas, sino conectar con lo que siente, entenderlas y poco a poco convivir con las que no le gustan. Y después premiarse por ello.

 

Cuando la alta sensibilidad influye negativamente en la vida de un niño haciendo que su día a día sea desagradable o dificultándole aprender, jugar o relacionarse, es hora de buscar ayuda profesional.  Más aún cuando esta alta sensibilidad puede cursar, en ocasiones, con dificultades en el desarrollo. El espectro del trastorno autista es uno de estos problemas que suele aparecer conjuntamente con una alta sensibilidad a los ruidos o las sensaciones físicas como las costuras que lleva la ropa o los roces físicos con los demás.

Personas Altamente Sensibles II - El psicólogo puede ayudarte. Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

Para realizar un buen diagnóstico entre la alta sensibilidad y el trastorno del espectro autista se necesita una capacitación profesional que incluya una formación específica en infancia y adolescencia. Porque el tratamiento para uno u otro puede ser muy diferente.

Para conocer más...

  • Acevedo BP, Aron EN, Aron A, Sangster MD, Collins N, Brown LL. El cerebro altamente sensible: un estudio de resonancia magnética funcional de la sensibilidad del procesamiento sensorial y la respuesta a las emociones de los demás. Revista Brain and Behavior. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4086365/

¿Sabías que...

… los ruidos con una intensidad mayor de 65 decibelios están catalogados por la Organización Mundial de la Salud como perjudiciales para las personas?

Cuidar que los sentidos no estén expuestos a estímulos que los saturen es esencial para vivir con tranquilidad, especialmente las personas altamente sensibles.