• Maribel Gámez

HITOS EVOLUTIVOS: ¿QUÉ ES ESPERABLE EN UN NIÑO DE 0 A 3 AÑOS DE EDAD?


El período de crecimiento, desde que un niño nace hasta los tres años, es de una riqueza tremenda en cuanto a la cantidad y complejidad de sus aprendizajes. Los niños. en esos tres años de existencia, son capaces de alcanzar hitos evolutivos tan importantes como caminar o demostrar un lenguaje articulado. Ver que van alcanzando esos logros es un indicador de crecimiento, de adquisición de lo que aprendizaje y genética pueden hacer juntos. Pero, ¿qué es lo esperable que un infante consiga según su edad cronológica? Comparar lo que hace un niño con los logros de otros de edades similares puede dar una pista sobre la posibilidad de que haya retrasos o adelantos en el desarrollo. Hay que recordar que cada niño tiene un ritmo diferente en el crecimiento, pero también es cierto que un desfase de un año entre lo evolutivamente esperable y lo que el niño presenta debería ser fuente de atención profesional. A continuación se exponen, de manera resumida, algunos hitos evolutivos claves que deben presentar los niños de cero a tres años, por áreas de desarrollo.


1 – De 0 a 1 año


Área motriz

A los 3 meses ya son capaces de levantar la cabeza 90º cuando están tumbados boca abajo. Pueden coger objetos que se le ofrecen con 6 meses y, al año, caminar si un adulto le ayuda cogiéndole de las manos.

Área del lenguaje

La antesala del lenguaje, que es el balbuceo, tiene su ocurrencia entre los 2 y los 6 meses. El niño viene al mundo “sabiendo” que la vida es comunicación y, por eso, a los 9 meses es capaz de intercambiar miradas y “respetar” turnos en esa correspondencia no verbal.

Área cognitiva o de procesamiento de la información

Especialmente tranquilizador es para los padres que, alrededor de los 3 meses, el pequeño se gire ante la presencia de un sonido. Demuestra interés por su entorno y lo que le rodea. Al año su interés se generaliza, por ejemplo, prestando atención a los dibujos que aparecen en los cuentos.


Área de la autonomía

Ya reconoce su nombre a la temprana edad de 6 meses y reacciona cuando se le llama. Aprende imitando a los adultos alrededor de los 9 meses de edad. Por ejemplo, utilizando un vaso para beber agua. Al año ya puede comer pan y es capaz de colaborar cuando le visten o desvisten.




2 – De 1 a 2 años.


Área motriz

La fascinación por el garabato y las acciones por las cuales él puede crear de la nada, a través del dibujo, se hace posible a los 15 meses donde rubrican esas enmarañadas líneas en una hoja de papel, o en la pared de casa. Su independencia respecto al adulto aumenta al ser capaz de caminar solo, ya sin ayuda, a los 18 meses. Eso sí, las escaleras aún son un reto y tendrá que transitar por ellas con ayuda. A los 2 años cumplidos puede pasar las páginas, de una en una, de un libro.

Área del lenguaje

La cantidad de palabras que conforman el vocabulario de un niño de esta edad suele estar en torno a 50. Si quieren algo lo señalan con el dedo para llamar la atención del adulto. Utiliza palabras con sílabas duplicadas como “tete o caca” porque le son fáciles de emitir.

Área cognitiva o de procesamiento de la información

Ya es capaz de percibir ciertas similitudes y, por lo tanto, puede emparejar objetos por colores a los dos años. También discrimina el círculo del cuadrado en una demostración de capacidades pre-matemáticas. “Los terribles dos” no se llaman así porque sea un período tranquilo. Las rabietas y la negativa a obedecer son propias de esta etapa y son un signo de madurez.

Área de la autonomía

Cada vez es más capaz de realizar tareas él solo. A los 15 meses puede quitarse los calcetines y a los 18 utiliza la cuchara con cierta destreza. Es capaz de reconocerse en una fotografía y abrir y cerrar cremalleras.


3 – De 2 a 3 años


Área motriz

Su coordinación aumenta y a los 34 meses corre y patea sin problemas una pelota. Demuestra la capacidad de hacer algo más que los garabatos de antaño para expresarse a través del dibujo. Los trazos circulares y en forma de “uve” le abren un mundo de posibilidades para representar lo que ve, a los 36 meses. Los cumpleaños y las fiestas donde haya regalos son ilusionantes para él ya que puede desenvolver paquetes.

Área del lenguaje

Su capacidad de comunicación verbal se desarrolla y vuelve más compleja. Emite enunciados de 2 o3 palabras que une. Su lenguaje se enriquece con el uso de artículos indefinidos y algunos pronombres. A los 30 meses tiene un vocabulario aproximado de unas 500 palabras.

Área cognitiva o de procesamiento de la información

Puede realizar lotos de hasta 6 piezas. Sigue instrucciones que implican dos tareas como, por ejemplo, “coge ese muñeco y ponlo encima de la mesa”. Al leer los cuentos puede darle nombre a las ilustraciones que aparece en él.

Área de la autonomía

El pis y la caca, en general, están ya controlados, con algún escape ocasional de poca importancia que aparece si se sienten muy nerviosos por algún motivo. A los tres años comienza el juego con otros niños y ya es capaz de entender que se establecen turnos para que se desarrolle adecuadamente. En el vestir es capaz de ponerse los zapatos y quitarse el abrigo. Tiene mucho más control y coordinación sobre sus movimientos y lo demuestra sorbiendo líquido con una pajita.

58 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez

Reg. nº CS11031

Centro de Psicología Aplicada Maribel Gámez